fbpx
logo

Contacto

Teléfono:+34 611 154 494

Whatsapp:+34 611 629 476

7 consejos para ser consistente en las redes sociales de tu empresa

  • Por Anna Kollarova
  • 04/09/2020
  • 958 Visualizaciones

¿Que significa ser consistente en las redes sociales?

Las redes sociales están cambiando la forma en que trabajamos, ofreciendo un nuevo modelo para interactuar con los clientes, los colegas y el mundo en general.

Así que, está claro, que la presencia de tu marca o empresa en redes , es de suma importancia. Esta es una parte, que afortunadamente a día de hoy se está entendiendo ya y cada vez veo más empresas que apuestan por esta forma de contacto/presencia digital.

Ahora bien, falta la otra parte,….que se haga bien 😉 y eso (os lo digo por experiencia propia, como la CM de varios clientes), es un trabajo continuo que cuesta y hay que ser CONSISTENTE .

Hoy hemos decidido compartir con vosotros estos 7 consejos para ser consistente en las redes sociales de tu empresa, dónde te darás cuenta, que ser consistente en las redes sociales es mucho más que publicar todos los días.

  1. Decide dónde vas a estar presente: 

Antes de hacer cualquier otra cosa, tienes que tener muy, pero que muy claro, dónde (en que red social) está tu público objetivo. (Doy por hecho que sabes cuál es tu público objetivo).

Muchos piensan, que teniendo abierta la cuenta en Facebook, Instagram, Linkedin, Twitter, Youtube, TikTok y todas las redes habidas y por haber está todo hecho y cuándo pregunto que tal están llevando las redes, la respuesta suele ser algo parecido a “Uyy en Instagram estamos subiendo fotos, en Facebook tengo cuenta, pero ni me acuerdo la última vez que entré, en twitter hace medio año que no publicamos nada…” etc..  

Este es un claro ejemplo, que lo que manda aquí a parte de encontrar la red social adecuada para tu negocio, es la calidad ante la cantidad.  

Más vale tener abierta una cuenta bien mantenida, que 20 mal. Así que, a la hora de empezar con las redes sociales, piénsalo bien y ten en cuenta también el tiempo a invertir igual como tus propios recursos.

2. Deja clara la identidad de tu marca

La mayor parte de las redes sociales están orientadas al impacto visual. No te olvides de mantener tus perfiles en armonía con la identidad de tu marca.

Me refiero al logo, colores que vas a utilizar, fuentes e otros elementos, que hagan, que el usuario reconozca enseguida que acaba de entrar en el perfil de TU Marca.

Pues, el reconocimiento de tu marca es muy importante, ya que hace que tus publicaciones destaquen y te diferencien de las de la competencia. Ser “reconocible” le da a tu marca un valor agregado muy importante.

3. Define la voz de tu marca

Tómate un momento para pensar, que tono de voz y que forma de escribir vas a utilizar en tus mensajes y publicaciones en las redes sociales.

La voz de una marca se define como la personalidad de la misma y no cambia con el tiempo, así que piénsalo bien.

Podemos describir la voz de una marca de la misma forma que describimos a una persona. La personalidad de una marca se forma a través de lo que decimos, cómo lo decimos y cómo lo mostramos. El reto es ser consistente.

La voz de la marca crea una imagen y unas expectativas en la mente del usuario y, cada input que le llega de la marca, tiene que reforzar esa identidad, sin sorpresas ni giros inesperados.

4. Publica contenido de valor

Publica contenido de valor y acorde al mensaje que quieras transmitir. Se consciente de todo lo que publiques, desde imágenes, pasando por textos, hasta vídeos y enlaces, deben ser considerados cuidadosamente. 

Planifica tus publicaciones con tiempo, de esta forma, evitarás tener que llenar el espacio a última con cualquier cosa sólo por publicar.

Recuerda, que si quieres tener una presencia social fuerte, necesitas ser CONSISTENTE con tus publicaciones. No puedes simplemente desaparecer de tus redes sociales por varias semanas y después regresar, esperando que las personas que te siguen, sigan estando interesadas en lo que tienes que decir.

5. Asegura la coherencia de tus datos:

Revisa bien, que toda la información que vayas a facilitar en las redes coincida con los demás lugares (Google, tu página web etc…) con el fin de evitar generar desconfianza.

No hay nada peor, que encontrarte con datos contradictorios a la hora de buscar información sobre una empresa en internet.

6. Contenido que invite a ser compartido

Por un momento, ponte en el lugar de tu cliente potencial y hazte la siguiente pregunta: “Qué tipo de post sería tan bueno, que hasta yo lo compartiría?”.

Cuando publicas en las redes sociales, tus posts llegan a tus seguidores o a tus fans, pero, que pasaría si estos los compartiesen? …Bingo! Tu audiencia podría crecer exponencialmente.  

En resumen, intenta crear un contenido atractivo, que la gente tenga ganas de compartir.

7. Mantente consistente en las redes sociales

Queda claro, que cada red social es diferente así que hay que adaptar el contenido a cada plataforma.

No es lo mismo publicar una imagen en Instagram que en Pinterest, aunque los dos sean visuales, pero debe haber cierta consistencia en todo lo que se publica; en los mensajes que envías, el tono de voz que utilizas, en la parte gráfica , los colores o los filtros que sueles usar.

Y por último, no por ello menos importante….No te desesperes y no te vuelvas loco por conseguir tropocientos mil seguidores en una semana.

En este punto vuelvo a decir lo mismo que antes con el tema de las diferentes redes sociales: Más vale tener 50 seguidores de calidad, que 5000 que ni van a leer lo que publicas, ni les va a interesar, ni van a comprarte nada en la vida.

Las redes sociales hay que trabajarlas todos los días e ir poco a poco construyendo una comunidad de marca sólida y efectiva.

PD: Si necesitas que te echemos una mano con las redes sociales de tu empresa , revisa nuestros packs de horas de Marketing Digital pinchando aquí : MARKETING DIGITAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola!
Bienvenid@,

Si tienes alguna consulta, aquí estamos!